Hotel Nacional de Cuba: Habana 500

La búsqueda de nuevas rutas de comercialización impulsó a  los españoles a la llegada de un nuevo continente.  América, que hasta el siglo XV  no existía, comenzó a aparecer en los nuevos mapas mundiales. Recordemos que para este entonces el planeta era plano. El joven Marino genovés Cristóbal Colón realizó 4 viajes de exploración a este nuevo continente, de hecho, muere sin saber qué había llegado a un continente nuevo.

Dentro de los primeros territorios arribados por los ibéricos se encuentra la isla de Cuba, bautizada por el marino como “la tierra más hermosa que ojos humanos vieron”.  Para poder asentarse en la isla establecieron la creación de villas en las cuales ocuparían el territorio cubano. Estas fueron Nuestra señora de la Asunción de Baracoa, San Salvador de Bayamo, Santa María de Puerto Príncipe, La Santísima Trinidad, la Villa de Sancti Spíritus, San Cristóbal de La Habana en 1514 y la Villa de Santiago de Cuba.

San Cristóbal de La Habana

La Habana inicialmente se fundó en la costa sur donde desemboca el río Mayabeque,  pero las condiciones de este territorio no eran propicias para el establecimiento de importantes puertos dada la poca profundidad de ese litoral. Luego fue trasladada a las inmediaciones de la chorrera, asentamiento conocido como Pueblo Nuevo y por último, cuenta la leyenda, que el 16 de noviembre de 1519 se oficializó la primera misa y el primer cabildo debajo de una frondosa ceiba.  En homenaje a este trascendental acontecimiento, se ha sembrado una ceiba al costado del templete, una construcción de estilo neoclásico que refleja el primer momento del surgimiento de esta nueva ciudad.

Dentro de los primeros mapas de la naciente Habana, cabe destacar la existencia de la Iglesia Parroquial mayor, la calle San Ignacio, que era la arteria central de La Habana que  cruzaba de norte a sur y una cadena que era la muralla de mar que impedía la entrada de barcos no autorizados a la bahía de La Habana.

El crecimiento demográfico de la Habana fue particularmente rápido comenzando con un primer censo de población en 1544 de 40 habitantes hasta el 2019 que cuenta la Habana con 2 130 000 habitantes

La Habana actualmente cuenta con un conjunto de valores urbanos entre los que se destacan una estructura urbana intacta, una red de plazas y plazuelas un sistema de fortificaciones, un sistema religioso y un conjunto arquitectónico compuesto por 3370 inmuebles

Entre las  plazas y plazuelas hay  cinco grandes plazas: la Plaza de la catedral, la Plaza de Armas,  la Plaza de San Francisco de Asís, la Plaza Vieja y la Plaza del Cristo del buen viaje. Desde su surgimiento cada una de ellas contó con una funcionalidad determinada que giraron entre fines militares hasta de esparcimiento y ocio.

Sistema de fortificaciones

Cabría destacar que dentro del sistema de fortificaciones puesto que la Habana de desde sus inicios estuvo motivado por el constante asedio de corsarios, piratas y filibusteros. Se puede destacar que desde la temprana fecha de 1555 el pirata francés Jacques de Sores atacó La Habana precisamente por los terrenos que hoy ocupa el Hotel Nacional de Cuba, se dirigió por tierra hasta el caserío que era la Habana de entonces y la dejó prácticamente en ruinas. Para defender la hermosa joya, fue necesario crear varios emplazamientos militares entre los que se encontraron el Castillo de la Real Fuerza, San Salvador de la Punta, la Cabaña, los tres Reyes del Morro, un grupo de torreones entre los que estaban el Torreón de San Lázaro, el Torreón de Cojímar y el Torreón de la chorrera y más adelante, para finales del siglo XVIII, La Batería de Santa Clara precisamente en el lugar donde se encuentra el Hotel Nacional de cuba.

Por tierra también se levantaron estructuras para la defensa como La Muralla de las cuales hoy quedan restos en la ciudad.  Dentro del sistema religioso podemos destacar que en casi todas las plazas de La Habana vieja existe una construcción con estos fines. Cabe destacar la Plaza de la Catedral con su iglesia, la Plaza de San Francisco, la Plaza de Armas que inicialmente tenía la Iglesia Parroquial Mayor, donde hoy se encuentra el Palacio de los Capitanes Generales y la Plaza del Cristo del buen viaje. La plaza vieja siempre sirvió para eventos sociales y recreación y ocio.

Como arteria fundamental de la Habana vieja se encuentra la calle obispo que es una de las calles más transitadas por todos los extranjeros que nos visitan puesto que permite sentirse dentro del siglo 18 y toda su historia.

En el año 1728 se creó la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana siendo esta la primera universidad de latinoamérica y  hoy tiene la escuela donde se estudian todas las especialidades para la conservación del patrimonio cultural cubana.

Capitolio Nacional

El Capitolio ha sido restaurado, sobre este podemos destacar que este inmueble fue inaugurado en el año 1929 y fue construido por la compañía Purdy and Henderson, la misma que construyó el Hotel Nacional de Cuba. El Capitolio es una de los mayores exponentes del eclecticismo, en su interior  cada una de las salas tienen estilos arquitectónicos y artísticos diferentes.  Además su lobby alberga la tercera escultura bajo techo más grande del mundo: la Estatua de la República, también  cuenta con dos hemiciclos con patios interiores.

Caballero de París

El “Caballero de París” es una de las tradiciones culturales habaneras,  puesto que este fue un señor que había sido acusado de robar pertenencias de una clienta, pero el robo  no fue cierto. Estando preso sufría por su vergüenza y perdió  la cordura. Él siempre andaba elegantemente vestido con una ropa muy ajada y vieja pero era totalmente inofensivo. Se sentaba con los niños y decía que era un caballero de París. Contaba anécdotas de su vida pasada, a las mujeres les regalaba flores. Investigaciones posteriores arrojaron que en realidad no era de París, era español. Actualmente,  en la Plaza de San Francisco de Asís, en el centro histórico de la ciudad, hay una escultura del Caballero de obligada visita.

El doctor Emilio Ruiz de Leuchsenring fue nombrado historiador de la ciudad de La Habana el primero de julio de 1935 y la oficina del historiador se crea en 1938.  Roy falleció en 1964 y dejó todo su legado al doctor Eusebio Leal Spengler historiador de la ciudad hasta el presente. Dentro la obra de Eusebio Leal cabe destacar el profundo trabajo de rescate y conservación de lo que hoy se considera el centro histórico de la ciudad y algunos puntos aledaños de alta significación patrimonial.

La oficina del historiador encierra una gran obra social manteniendo escuelas, casas para niños sin Amparo filial, hogares maternos, hogares para ancianos. Tiene un gran trabajo comunitario donde intervienen en el tanto las artes escénicas como las artes plásticas la danza, la cultura como eje transversal de desarrollo, cuenta con una amplia red de museos y otros centros culturales como galerías salas de concierto etcétera.  Cuenta además con casas- museos especializados entre las que se destacan: la casa de África, la casa de Asia, la casa de la Obrapía, la casa de los árabes y la casa de México.

Vísitanos en www.hotelnacional-decuba.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s